Una somera aproximación a las concepciones de Jung.

 

Cuando la Sra. Loli Rivera Jardí, de la Federación Española de Parapsicología, me dijo si pudiera escribir un artículo sobre Jung, sufrí un escalofrío; pues pensé que cualquier comentario sobre este genio: Médico, Psiquiatra, Psicólogo, Psicoanalista, Filósofo y Parapsicólogo, podía ser una verdadera temeridad. Luego pensé que por mi Especialidad en Psiquiatria y por la abundante literatura que tenía de sus obras, si era posible, siguiendo un cierto orden cronológico de sus actividades..

Carl Gustav Jung nació en Kesswil, Suiza en 1875 y murió en 1961. Ejerciendo como psiquiatra entró en el Hospital de Neuropsiquiatria de Burghölzl en 1900, cuyo director era el Dr. Eugen Bleuler. Estando allí y habiendo leido el libro de Freud “La interpretación de los Sueños” empezó a cartearse con el maestro. Habiendose enterado Freud, que Jung habia hecho un test de Asociación (1904) y que trabajaba en el Asociacionismo, quiso conocerlo personalmente. Se entrevistaron en 1907 y la entrevista duró mucho tiempo. (Trece horas seguidas sin parar).

De esta época datan los estudios del cuestionario sobre “Estímulo-Respuesta”, la explicación de lo que era “El complejo”, que al revés de Freud, Jung consideraba que tenia una parte positiva.

Este periodo, digamos de colaboración con Freud, terminó en 1912 y definitivamente en 1913, la causa de ello fué la publicación del libro “Metamorfosis y Símbolos de la Líbido”. Fué algo tremendo esta separación, ya que el psicoanálisis se partió en dos (Jung no aceptaba que la líbido fuese unicamente fuente de placer, ya que consideró que era una fuerza espiritualizada parecida al “Elan Vital” bergsoniano.

Según Ramón Sarró, no fue una simple riña entre amigos, sino la partición de la cultura occidental..

En los años venideros (1917 al 1920), las diferencias con las concepciones freudianas fueron acentuándose. Habiendo observado Jung que los enfermos explicaban unos sueños fantásticos (a veces incluso los niños) y que a través de unos círculos (Mandalas) se conseguía una meditación trascendental con imágenes, pensó que había que considerar un inconsciente más profundo que el personal de Freud, y al cual llamó Inconsciente Colectivo.

Este inconsciente sería filogenético y estaría poblado por una serie de puntos claves ancestrales y que llamó primero protoimágenes, pautas de conducta (se parecería a las Ideas Platónicas) y que luego quedaría con el nombre de Arquetipos, no estarían bien ordenados y se situarían como las “palomas en un palomar” como alguien dijo. Los arquetipos, según el orden que fueron encontrados son:
– La Sombra (la parte mala en nosotros)
– Anima (Arquetipo de la vida) en el hombre y el Animus en la mujer. La gran madre eterna y el gran padre eterno
– El Gran Maná (el sabio vulgar, el charlatán, el cacique, el mago, el jefe dominador, la sibila)….

Además de estos cuatro arquetipos hay muchos más, entre ellos estarían: ….nacimiento, hijo, Dios, diablo, muerte, encarnación…. prácticamente “todo” o casi todo, estaría en el Inconsciente Colectivo, y ello sería por causa filoenética. También admitió la existencia de un Inconsciente Colectivo que jamás será conocido.

Otro salto importante fué el libro “El Yo y el Inconsciente” (1928), donde Jung estructura su teoría, que queda casi completa (incluso hace una crítica de su propio concepto de Líbido). En este tratado nos habla de la “larga marcha” hacia el Yo ideal (El Sí mismo”) mediante el espinoso camino de la Individuación (término contrario al individualismo). El trauma psíquico, al revés de Freud, está en el presente y en el futuro y para poder solucionarlo, tenemos que ir paradójicamente al pasado (Inconsciente Colectivo), y poder llegar al “Si Mismo”, y con ello, curar o perfeccionar a la persona.

El Yo sería el centro de la persona (Yo Vulgar) y el “Si Mismo” (Yo Ideal). Sería el centro de la Personalidad. Para poder llegar a la situación del “Si Mismo” sería muy importante la actuación del “Anima” no dejandose dominar por el “Gran Maná” porque entonces y a continuación este sería engullido por el “Yo Vulgar” y estando en una situación de vulgaridad máxima, sin haber llegado al “Si Mismo” (Yo Ideal).

La situación “Ideal” sería que el sujeto llegara a encontrarse en el siguiente estado:
– Equilibrio entre contrarios.
– Religiosidad
– Modestia
– Sentido del humor.
Si no fuese modesto estaría dominado por el Yo Vulgar, que habría engullido el “Gran Maná”, y si no tuviese sentido del humor, sería un “Yo Ideal”, demasiado serio y demasiado distante.

Finalmente en esta somera exposición, citar su obra póstuma “El Hombre y sus Símbolos” (1961), en la cual admitió una popularización de sus teorías, después de haber tenido un sueño premonitorio. En este libro hubo además de él, otros cuatro autores, y fué el único originariamente escrito en inglés.

METODOLOGÍA. Para contestar a la Exposición doctrinal más que decir lo que hizo Jung, sería mejor contestar, que es lo que Jung no hizo. En primer lugar se tienen que interpretar los sueños, pero no en sentido reductivo (Como Freud), sino en sentido amplificador. Jung emplea los símbolos (Imágenes y cosas que trascienden de lo corriente) y mitos (narraciones mediante símbolos) con gran profusión. Sobre todo uno de los métodos más empleados sería la meditación con “Mandalas” (Símbolos sagrados de Oriente). Realizar, dibujar, colorear los círculos, concentrándose (meditación) buscar las imágenes primigias o las protoimágenes del Inconsciente Colectivo. No utilizar las palabras como en otras meditaciones.

Conocer perfectamente los tratados orientales, sobretodo el “I Ching”, el “Libro de los Muertos”, “El secreto de la flor de oro”… el Ying – Yang, etc… Utilizar “el Equilibrio entre Contrarios”. Sobre todo utilizando constantemente el ya nombrado, Ying Yang. Recordemos el arquetipo “Símbolo de Conjunción”.

El número 4 (número mágico en Jung). Pensemos en los principios antiguos de la Tierra: el Agua, la Tierra, el Aire y el Fuego. Los 4 Evangelistas. Los cuatro brazos de la Cruz. Las 4 valencias del carbono.. La grave enfermedad que cogió Jung el 4-4-44, salvando la vida milagrosamente.

Algunas veces manteniendo la estructura propiamente psicoanalítica (sofá, asociación de ideas, transferencia, contra-transferencia, supervisión del psicoanalísta., etc…)

El Ying – Yang, poniendo las cuatro funciones (pensar, sentir, intuir y sensacionar). El estudio comparativo de las Religiones y culturas. La Biblia. Recordemos “La respuesta a Job”. La Física:
A) La clásica con Espacio-Tiempo vulgar. Energía que no se crea, ni se destruye. Energía que pasa de más a menos.
B) La de Einstein, con la teoría de la Relatividad y su famosa fórmula E=mxc2, El tiempo como variable “Dios no juega a los dados”.
C) La Cuántica, con su principio de incertidumbre de Heisemberg. La cámara obscura de electrones, bombardeada por fotones (haciendo siempre lo mismo, no sale lo mismo). El “Spin” sería un factor de incertidumbre, ya que con él sería posible cualquier mutación atómica. Método no causal (a-causal). Sincronismo. Revelaciones, ensueños, fantasías, vivencias… La Astrología, la Astronomía y la Alquimia.

Estando en su casa de Bolligen, sin luz, sin agua corriente, sin frigorífico y cultivando el mismo la tierra… consiguiendo con esta ambientación ponerse más en contacto con las verdades ancestrales. De todas maneras el mejor método sería el uso de los “Mandalas”.

Despreció al diagnóstico irrelevante, la sugestión, la imitación (no la identificación), al contagio espiritual. También ciertas formas de psiconálisis, por demasiado estructurales.. El mejor método es que no haya método… No existe la Psicoterapia, sino el psicoterapeuta… no dió importancia al signo (sí al símbolo y mito).

CRITICAS Ya antes de Jung, durante y después, hubo, hay y habrá una serie de metodologías y conceptos contrarios al maestro.:
La Psicología experimental de la época.
Las enfermedades mentales, son enfermedades del cerebro.
Al crear el Inconsciente Colectivo, lo que hace es volver al consciente, abandona el trauma del pasado y se va al trauma del presente y del futuro.
Todo en el es paradójico, ambiguo, dubitativo y… tremendamente, contradictorio.
Es de una dificultad extrema; lo bueno que tiene es que no se le entiende.
Hereje del psicoanálisis, cuando no traidor.
Pro-nazi.
Es una psicología acéfala.

CONCLUSIONES; La mayoría de las críticas y teorias contrarias que se acaban de ver, se contestan por ellas mismas y que por cierto no mermaron para nada, la marcha ascendente del genio. Su fama cada día se engrandece más y mas. Dos hechos muy importantes han venido a reforzar las concepciones jungianas.:
1º El gran avance de la Genética que viene a reforzar la herencia psicológica (Genética psicológica).
2º La Física Cuántica, que se puso a favor de Jung (Véase Wolfgang Pauli, premio nobel de Física y otros).

…………………………………

* Eugen Bleuler que (1911) cambió el nombre de la Demencia Precoz, por Esquizofrenia.

** Ramón Sarró Burbano (1900-1992), antiguo catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Barcelona.

*** Algún clínico famoso ha adoptado estas palabras; sin darse cuenta, que esto de lo contradictorio, sería un “piropo” a Jung, porqué precisamente trata de un “equilibrio entre contrarios”, la metodología jungiana.

**** Se recomienda leer, leer y estudiar a fondo las obras de Jung para poder aclarar muchas de las situaciones que aquí se tratan.

***** Wolfgang Pauli. Premio Nobel de Física (1945).

.LIBERTO PLANA ANGLÉS
Doctor en Medicina
Médico Psiquiatra…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s