Rudyard Kipling. Enseñar

Enseñar
1. Ruyard Kipling
Si es cierto que me amas,
no pongas en mis manos
el pez que otros pescaron
a fuerza de bogar,
no quiero ser tu esclavo;
quisiera ser tu hermano;
¡levántate y camina!
¡enséñame a pescar!
Si es cierto que me amas,
no cubras mis harapos
con telas que otras manos tejieron;
es mejor que sientas el orgullo
de ver sobre mis hombros
el paño que mis dedos hicieron con amor.
Si es cierto que me amas,
el pan que otros ganaron
no pongas en mi mesa,
gratuito por favor;
invítame a los campos,
entrégame el arado
que el pan es más sabroso
mezclado con sudor.
Si es cierto que me amas,
no trates de narrarme
la historia de otros hombres,
si están sobre el papel.
Despiértame a la vida,
¡invítame a la escuela!
¡enséñame a leer!
Si es cierto que me amas,
y sientes en el alma la paz y la esperanza
que ha puesto en mí tu Dios,
ayúdame a ser bueno,
yo anhelo tener calma,
¡enséñame la senda del bien y del amor!
Si es cierto que me amas,
estréchame la mano,
y enfréntame a la vida,
anímame a luchar;
ayúdame a ser libre,
yo quiero ser tu hermano;
que amar no es sentir lástima,
¡Amar es enseñar!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s