Neptuno

La conciencia cósmica

Neptuno, un planeta descubierto en 1846 por el astrónomo berlinés Galle, se mueve alrededor del Sol a una distancia promedia de 4.497.000.000 km. Tarda casi 165 años para cumplir su órbita, y tiene un diámetro de 49.500 km.

En la mitología, Neptuno o Poseidón es el dios del mar y señor de las aguas. Tiene su morada en lo más profundo del mar, donde la visión a menudo es vaga y nos encontramos en un mundo extraño y casi irreal.

Astrológicamente, Neptuno simboliza las ansias de disolver los límites, que hacen del falso ego material una entidad aparte, y experimentar la unidad espiritual con el resto de la creación. Este objetivo se puede alcanzar de manera constructiva mediante la meditación, la fe y la práctica religiosa, la creatividad artística y una profunda devoción a otra persona o a una causa; o, más peligrosamente, se puede intentar lo mismo por la vía de las drogas, el alcohol o una desafortunada entrega a las pasiones.

Neptuno representa la sensibilidad y compasión, pero también simpatía inconsciente, apreciación estética, fantasía, imaginación e idealismo. La expresión negativa puede manifestarse en una actitud evasiva e irresponsable con tendencia a tomara un refugio en un mundo imaginario y nebuloso.

Debido a que Neptuno permanece durante 14 años en el mismo signo, la interpretación a nivel individual está enfocada en la casa que ocupa y los aspectos que forma con otros planetas. Neptuno tiene una afinidad natural con el signo Piscis.

Para algunos astrólogos esotéricos, Neptuno no forma parte de nuestro sistema solar vecino y su trayectoria, irregular alrededor de nuestro Sol se acompasa con una órbita más regular en torno al astro que actúa en las fronteras de nuestro Universo. La ciencia esotérica nos dice que la Tierra será cada día más sensible a las influencias externas y que también los excedentes energéticos que se desprenden de nuestro planeta penetrarán cada día más en los planetas ajenos al sistema. Pero a efectos astrológicos esas consideraciones sobran, ya que todos los astrólogos, están de acuerdo en que Neptuno ejerce una influencia determinante sobre todo lo que está más allá de nuestra realidad. Por ello se le considera el patrón de la Astrología, de la parapsicología, del esoterismo teórico y de todas las ciencias herméticas en general, y ello es algo fácilmente comprobable en un Horóscopo, ya que si en un tema particular Neptuno ocupa una posición clave, bien sea por los aspectos que forma con los demás planetas o por su posición en el Ascendente o en el Medio Cielo, podemos tener la certeza de que nos encontramos ante una persona con grandes predisposiciones para las ciencias ocultas. Mientras que si Neptuno está desdibujado y sin formar aspectos, los conocimientos de aquella persona no pasarán de lo convencional.

La función de Neptuno es pues, la de aprovisionarnos en ideas que están más allá de las comunes y usuales. Son ideas que se encuentran en el manantial cósmico sin tener una forma concreta. Son ideas abstractas, que no han entrado jamás en servicio en las mentes de los hombres, y Neptuno se encarga de darles una forma mental, de convertirlas en conceptos susceptibles de ser utilizados en nuestra vida ordinaria. Por ello Neptuno es un planeta revolucionario, porque los conceptos nuevos que las ideas abstractas establecen, chocan con los antiguos, produciendo en las mentes convencionales un tremendo rechazo.

Neptuno es el gran revelador de la mecánica que acciona el Universo. Al encontrarse fuera de nuestro sistema, es como si lo contemplara, desde lo alto de una montaña y pudiera ver toda la complejidad de su funcionamiento y avisarnos de lo que vendrá después, del mismo modo que quien por estar situado en un promontorio, nos podría avisar de dos trenes que avanzan en dirección contraria y que van a chocar. Lo cierto es que Neptuno cuando se encuentra en un determinado signo, inspira las mentes de los hombres sobre las particularidades del signo en cuestión y sobre la posible utilización de las energías que el signo contiene. No cabe esperar que Neptuno actúe en contra de lo que nos han enseñado los profetas y los auténticos iluminados, ya que, del mismo modo que Cristo vino, no a derogar la ley antigua, sino a darle su cumplimiento, también Neptuno viene a confirmarnos y lo hace mediante el razonamiento, la idea, lo que la moral tradicional nos ha enseñado, porque las leyes universales actúan de la misma forma en nuestro sistema que en lo demás que forman las galaxias.

Sin embargo, Neptuno es particularmente nefasto cuando forma malos aspectos y cuando sus pulsiones nos vienen invertidas, porque entonces su mensaje nos llega tergiversado y lo que capta el individuo es que debe salirse del mundo convencional en que vive de una manera violenta, dando lugar a todos los escapismos que conocemos, desde el del consumo del tabaco y el alcohol, hasta la drogadicción y la locura. En este sentido, Neptuno podría ser el responsable del narcotráfico y de su clientela. Un Neptuno mal aspectado, en su posición radical o por tránsito, nos sugiere un horóscopo donde el individuo no tiene la cabeza bien asentada, que no sabe distinguir los contornos de la fantasía y de la realidad, y que tendrá tendencia a vivir al margen.

Cuando Neptuno transita por signos de Fuego nos instruye sobre las particularidades de la moral: nos hace comprender intelectualmente la razón de ser de las normas morales que nos han legado los fundadores de religiones; nos dice que esas normas no son caprichosas, sino que nos ofrecen de forma lapidaria, las reglas del funcionamiento cósmico de modo que si nos amoldamos a ellas, las cosas nos irán bien, y si no las observamos nuestros asuntos se irán a pique. Esta comprensión nos permite integrarnos a la dinámica universal y vivir acompasados con ella.

Neptuno en signos de Agua nos instruye sobre el poder de los sentimientos, de los deseos y nos revela que los sentimientos que no obedecen a leyes ni normas, sino que buscan la satisfacción y el placer, deben subordinarse precisamente a esas leyes. Nos dice que cuando lo hacen, nuestra vida se torna exuberante y fecunda, y cuando no, avanzamos hacia la destrucción, Nos eleva el tono a nuestros deseos, les da alas y convierte a los individuos en seres superiores, en un alto modelo de la humanidad.

Neptuno en signos de Aire es donde mejor realiza su función de traer las ideas abstractas al mundo del pensamiento concreto para que los individuos puedan darles una forma mental. Si las personas que tienen en sus temas Neptuno en esta posición son sensibles a sus influencias, se convertirán en los abanderados de un mundo nuevo, los portadores de una nueva civilización.

Neptuno en signos de Tierra trabaja en la implantación de las ideas nuevas en la realidad material, y es entonces cuando el mundo se transforma realmente y empieza a funcionar con una nueva dinámica. Neptuno es un planeta lento y permanece estacionado en un signo por espacio de 14 años. Entró en Capricornio en 1984 y salió de ??el en 1998, en este espacio de tiempo, la economía, la organización de las empresas y los sistemas políticos se vieron totalmente revolucionados. Muchas cosas han cambiado ya en la organización social desde 1984, y tuvo su máxima importancia en 1993 cuando Neptuno entró en el tercer decanato de Capricornio,. El exteriorizador.

Al ser un planeta descubierto recientemente la ciencia esotérica nos dice que la sensibilidad hacia un planeta empieza cuando su presencia en el Universo se descubre, con ello los pasados siglos cambiaron poco porque no se disponía de los servicios de ese gran revelador. En cambio, en este siglo las ideas tienen una mayor fluidez y un nuevo mundo intelectual está surgiendo de la actividad neptuniana.

Tiene como satélites a Tritón (descubierto en 1846), Nereo descubierto en 1949 y varios más descubiertos en 1989 y sin bautizar.

Las fotografías tomadas por el Voyager 2 los días 24 y 25 de agosto de 1989 sobre el planeta y sus lunas, sorprendieron a los científicos al comprobarse que Neptuno también poseía anillos. El planeta se mostraba con tonalidades gris y azul, del color del aguamarina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s